lunes, 12 de enero de 2009

¿Por qué?

No sabemos si es cierta o no la frase, pero se atribuye al Papa León X en una carta al cardenal Bembo: “Bien sabemos lo tremendamente provechosa que ha sido para la Iglesia la fábula de Cristo”.




A este respecto surge la pregunta que cualquiera se haría:

¿Por qué ha necesitado la Iglesia usar, a lo largo de toda su historia, de la fuerza, de la muerte, de la falsificación y del fraude para predicar y expandir la “buena nueva”, la salvación, el amor universal predicados por todo un hijo de Dios?

Porque esa ha sido la única forma de mantenerse en el poder y sobrevivir a través de los siglos.

2 comentarios:

Pablo dijo...

El único objetivo de la Iglesia es protegerse a sí misma, a toda costa (véase el encubrimiento de millares de casos de abusos sexuales, entre otras barbaries).

Daniel Barona Narváez dijo...

Esto me recuerda a una frase que dice: "El papa no cree en Dios; ¿han visto algún prestidigitador que crea en la magia?"

Hoy he leído en otro lado un artículo de la misma índole al que le hice un comentario. Me gustaría, para los fines de este post, auto-citarme:

"Y es que a estas alturas ya dudo bastante sobre si las altas autoridades de la Iglesia realmente se creen todos los cuentos que pregonan, o simplemente siguen con el juego por conveniencia y rechazo a dejar de lado toda una vida de seguir a Dios.
Y lo digo porque, al estudiar la Biblia (todo lo que dice), documentos antiguos, historia universal, etc., se me hace dificil creer que no se hayan dado cuenta de cómo son las cosas en realidad."

Muy bien Asimov, muy buen post que sirve como reflexión acerca de la ideología e intereses de los altos funcionarios de la Iglesia.
Saludos!