martes, 7 de abril de 2009

Otro mundo es posible.

Las religiones tienen la línea de flotación muy tocada. Preservar su poder económico-espiritual depende de que las personas no se les vuelvan ateas.


Las cúpulas religiosas condenan el laicismo y ateísmo como el generador de todos los males del mundo atribuyendo sus desaguisados como siempre a los laicos.


Ya es hora de que reconozcan su historia criminal y que se dejen de vender fe y parcelas en el mundo de los muertos. Otro mundo es posible.

4 comentarios:

mar-o dijo...

Hay tantas, pero tantas vainas que se podrian utilizar en contra de toda institución religiosa, que los podría ubicar en el peor de los sitiales...pero es tanto, pero tanto el lavado cerebral que sufren nuestras sociedades, que les nubla la razón y les limita a ver irrealidades.

asimov dijo...

"nubla la razón y les limita a ver irrealidades." Esas ideas se las van infundiendo desde pequeños.

salu2.

Brulay dijo...

Yo pienso que hay cosas imperdonables y para nada respetables. La mera existencia de la iglesia católica me molesta.

El que está entre Darwin y Einstein... ¿no es Tom Selleck?

Andres Santos Kunze dijo...

Que tal!
Disculpa que ponga este mensaje aqui pero no vi ningun contacto en el blog.

Pense que talvez te interesaria agregar un post de este video en tu blog. Es "Pale blue dot" narrado en espanol.
http://www.youtube.com/watch?v=sXpFFncOmE0

Saludos!