sábado, 7 de febrero de 2009

Pobres, pero católicos.

El papa Juan Pablo II la consagró en 1990. Fue construída en plena selva de Costa de Marfil, tiene una cúpula equivalente a la de San Pedro de Roma, y costó más de 200 millones de €uros.

El templo cuenta con 7.363 metros cuadrados de vidriera francesa, 11.000 de mármol rosa italiano, y es copia casi perfecta de la basílica de San Pedro en Roma, a la que supera incluso en altura.

Costa de Marfil es uno de los países más pobres del mundo, gobernado por un dictador, pero... protege y ayuda a la iglesia. Juan Pablo II se limitó a recordar que, en todos los tiempos y en todas las latitudes, los hijos de la Iglesia han dedicado siempre a dios "lo mejor de su arte y de sus construcciones".



Basílica de Yamasukro

3 comentarios:

It / Señor de Xibalba dijo...

Las contradicciones de la Iglesia Católica son abundantes y resulta increíble que sus fieles aún consideren que representan a Dios cuando si éste existiera, lo primero que habría hecho sería quitárles a esos zánganos para dárselo a los que en verdad lo necesitan.
Saludos.

Bayo dijo...

Hola:

Sin embargo, los líderes de esta creencia organizada hacen justamente lo que los ha mantenido vigentes por tanto siglos y propagado por todos los rincones del planeta.

Los seres humanos han demostrado desde siempre la necesidad de creer en algo, por eso no importan mucho las contradicciones de la religión adoptada (todas son muy contradictorias). La religiones son transmitidas de los padres a los hijos, y los hijos creen todo lo que sus padres les dicen. Por lo tanto, las religiones tienen su "rebaño" asegurado, a pesar de que sus lideres no practiquen lo que predican.

Saludos.

Bayo

asimov dijo...

Sin embargo, Bayo, si una persona decide no seguir al rebaño, se encuentra con muchos problemas sociales, ya que el entorno influye también en nuestro comportamiento.

salu2.