sábado, 6 de diciembre de 2008

¿Tenían ombligo Adán y Eva?


Todos los dibujantes y pintores han representado en sus obras a la pareja con ombligo, tal como nace todo ser humano tras separarse de su madre del cordón umbilical; sin embargo,
si Adán y Eva no nacieron de madre sino que fueron una creación directa divina, ¿cómo es posible que tuviesen ombligo si esos seres no tendrían un pasado biológico?




Martin Gardner (1914-)

4 comentarios:

Aspective dijo...

Si continuamos con el juego de presuponer su existencia, no tendrían porqué tenerlo. Si continuamos más allá y fuésemos capaces de pensar en una creación directa de Dios, deduciríamos que, innecesariamente los había creado con él para que fuesen igual que hijos.
¿Pero para qué hacer este inútil juego?
También podríamos volver a discutir sobre el famoso sexo de los ángeles ¿no?

irichc dijo...

Nada nos obliga a interpretar literalmente ese pasaje del Génesis. Es más, la tradición exegética se suele inclinar por lo contrario. Y aunque Adán y Eva sean personas reales en la genealogía bíblica, todas las circunstancias relativas a su creación deben someterse a las mismas cautelas con las que examinamos la creación de la luz, los astros, las aguas o la tierra, que distan mucho de ser claras por sí mismas.

Evil Preacher dijo...

El Adán sin ombligo tiene su tradición. El con ombligo tiene su justificación por P. H. Gosse, que prefigura ciertas "escuelas" creacionistas. Afirmaba que Dios no sólo creó el Mundo en un momento dado, sino también la historia del Mundo precedente, los vestigios de las causas que deberían haber llevado a ese estado de cosas: fósiles, etc. Una versión astronómica de esta teoría fue formulada por Georges Henri Lemaître, quien mantenía que estrellas, cuyos haces de luz tardarían millones de años en llegar, eran visibles desde la Tierra porque Dios había creado esos haces con parte del camino recorrido, por decirlo así.

Sobre Gosse y su Adán es genial el "post" de Borges, publicado en Otras inquisiciones, pero que alguien ha subido a la red aquí.

Sobre Lemaître, Omalaled escirbió un post estupendo.

Daniel Barona Narváez dijo...

Irichc, no veo por qué se debe tratar de la misma manera el tema de Adán y Eva y su creación (según la Biblia) y el origen del Universo. No sé si te has querido referir a eso, si no es así, disculpame, pero si creo haber entendido bien, es impensable tratar a las creencias sin fundamento de igual manera que los hechos reales del universo. Por otro lado, solo quiero hacer una reflexión: si Adán y Eva no existieron en verdad, como muchos creyentes aseguran con mucha claridad diciendo que solo es una metáfora, supone también que el pecado original entonces no existió. Y si el pecado original no existió, entonces se supone que Jesús (el personaje bíblico) murió por nada, por una simple metáfora.
Así de contradictorias son las creencias de mucha gente, por increible que nos parezca. Y es que los administradores de la fe siempre se han encargado que cuando se trata de temas religiosos y divinos se analice lo menos posible y se sea lo más crédulo posible.
Saludos.