lunes, 23 de abril de 2012

Oswiecim


Mayo 28. Oswiecim

En el día de hoy del año 2006, el Papa Benedicto, sumo Pontífice de la Iglesia Católica, paseó por los jardines de la ciudad que se llama, en lengua polaca Oswiecim. A cierta altura del paseo, el paisaje cambió. En lengua alemana, la ciudad de Oswiecim, se llama Auschwitz. Y en Auschwitz, el Papa habló. Desde la fábrica de muerte más famosa del mundo, preguntó: "Y dios, ¿dónde estaba?". Y nadie le informó que dios nunca había cambiado de domicilio. Y preguntó: "¿Por qué dios se quedó callado?" Y nadie le aclaró que quien se había quedado callada, era la Iglesia. Su Iglesia, que en nombre de dios hablaba.



Eduardo Galeano;
 de su libro "los hijos de los dias."

1 comentario:

Ateo dijo...

Alguien le debería recordar a este señor que la iglesia católica alemana firmó un concordato con el régimen nazi para garantizarse multitud de privilegios sociales y económicos. Y da gusto ver a los cardenales católicos alemanes saludando brazo en alto.
http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2010/10/ateismo-y-nazismo.html