jueves, 10 de septiembre de 2009

Una pequeña historia.


Cuando era niño solía rezar cada noche pidiendo una bicicleta.
Luego comprendí que dios no funcionaba así,
de manera que robé una y le pedí a Él que me perdonara.





Anónimo

2 comentarios:

Señor de Xibalba dijo...

Hola

Ad hoc para todos los curas y pastores que han dejado de trabajar como cualqueir persona normal y decente para "servir" a dios.

Saludos

Bayo dijo...

Hola:

¡Genial!

Por último, las personas podrían, además de seguir a sus "dioses", tratar de imitarlos. Por ejemplo, las personas sólo adoptan lo que les conviene del mensaje que dejó Jesús.

Saludos.

bayo